Debido al envejecimiento, la piel no es capaz de sustituir todo el colágeno y elastina que se pierde de forma fisiológica con la edad. Así, a medida que pasan los años los músculos faciales comienzan a perder tensión y tienden a hacer que nuestro rostro envejezca.

El tratamiento con hilos tensores es un método de LIFTING no quirúrgico basado en la implantación de múltiples hilos reabsorbibles dentro de la piel mediante su aplicación intradérmica, creando una red vectorial que actúa como soporte de los tejidos.

Se lleva a cabo de una manera segura y precisa con el uso de hilos de Polidioxanona, un polímero sintético biodegradable, cristalino y sin color, totalmente reabsorbible y biocompatible con el organismo.

Este procedimiento favorece la producción de colágeno y estimula la renovación cutánea, logrando una piel más firme.

Aunque la polidioxanona se reabsorbe completamente a los 6 meses, el efecto tensor provocado por la colagenogénesis endógena se prolonga en el tiempo más de doce meses, pudiendo ser reforzado con otros tratamientos.

Beneficios:
-Provoca un efecto lifting inmediato, a la vez que favorece la producción natural de colágeno.
-Estimula el rejuvenecimiento de la piel, aportándole vitalidad, elasticidad y una mayor luminosidad.
-Mejora el aspecto de las pequeñas arrugas, los pliegues nasogenianos y la piel flácida del ovalo facial y cuello.
-No requiere de tiempo de recuperación, pudiendo el paciente re-incorporarse a su vida cotidiana de forma inmediata e incluso maquillarse.
-Su aplicación es rápida (15-30 minutos), segura y prácticamente indolora.
SOLICITA UN TURNO SIN CARGO PARA ASESORAMIENTO DE ESTETICA
Deseo registrarme al newsletter