Lunes, 05 de Mayo de 2014

NUESTRA PIEL SEGÚN PASAN LOS AÑOS

A medida que pasan los años se producen varios cambios en la estructura de la piel, que provocan arrugas, flacidez, falta de tono, falta de luminosidad y manchas, entre otras cosas.

Dependiendo del momento de la vida en el que uno se encuentre, estos cambios serán más o menos evidentes.  El envejecimiento se produce fundamentalmente debido a tres factores:

1- la pérdida de grasa subcutánea (que es la capa de grasa bajo la piel), que ocasiona la pérdida de volumen facial, en especial en la zona de las mejillas.
 
2- cambios en la piel, tanto en su espesor, tono y elasticidad, como en su luminosidad
 
3- cambios en la estructura ósea, que también contribuye con la pérdida de volumen facial.

La buena noticia es que cuanto antes uno empiece a cuidarse la piel, más podrá prevenir el deterioro del paso de los años.  Básicamente, la evolución de la piel es la siguiente:

A los veinte años
Todos los gestos faciales como sonreír, enojarse, etc… implican contracciones musculares, y en esta década podrían empezar a verse las primeras líneas o arrugas de expresión, primero en la frente y después en las famosas "patas de gallo" alrededor de los ojos. También pueden aparecer precozmente líneas alrededor de los ojos si se ha pasado mucho tiempo al sol, o si se fuerza la vista con frecuencia.

Cómo cuidar la piel a esta edad: Empezá a usar cuanto antes productos que contengan protectores solares con FPS mayor a 30 y antioxidantes tópicos.  Introducí cambios saludables en tu estilo de vida que protejan su piel (evitar la exposición solar en lo posible, especialmente de 10-16hs; dieta sana y equilibrada, idealmente rica en antioxidantes; beber 2-3 litros de agua por día; régimen de cuidado de piel, que incluya limpieza, hidratación y protección solar a diario). Los pequeños cambios a esta edad es lo que determinará cómo lucirá tu piel a los 30-40-50 años y más allá.

PRODUCTO A RECOMENDAR: SERUM VIT C  brinda luminosidad a la piel, disminuye la formación del eritema post solar, siendo un coadyuvante del protector solar, tiene acción antioxidante, activa la síntesis del colágeno, efecto despigmentante.  Textura ultra ligera.
A los treinta años

A partir de los treinta, el colágeno y la elastina de la piel (que son las proteínas que mantienen la piel firme y elástica) empiezan a degradarse a mayor velocidad de lo que el cuerpo las puede regenerar. Como resultado, la piel puede empezar a sentirse más flácida y verse menos luminosa. Al perder firmeza y elasticidad aparecen las primeras arrugas estáticas, por ejemplo, un par de líneas verticales entre las cejas y una sombra en la zona triangular delimitada por la nariz y las comisuras de los labios. Además, puede que empiecen a notarse más manchas oscuras debido a la exposición solar, y también vasos sanguíneos dilatados, especialmente a ambos lados de la nariz.

Cómo cuidar la piel a esta edad: Ahora es el momento de empezar a tomarse en serio el uso de una buena crema hidratante y anti-age. La incorporación de retinoides en el esquema de cuidado de piel diario, puede ayudar a revertir los primeros signos del envejecimiento.  Los retinoides tienen propiedades exfoliantes y aceleran el proceso de renovación de la piel, estimulan la producción de colágeno, y evitan la producción excesiva de melanina, que es causante de manchas.   Por lo tanto, el uso continuo de retinoides mantendrá tu piel uniforme y radiante, firme, libre de manchas y arrugas.  Además es fundamental continuar usando el protector solar, y mantener los cambios saludables en el estilo de vida que protejan tu piel.

PRODUCTO A RECOMENDAR: SILK GEL 0,025%  gel de textura sedosa, no oleosa, libre de perfumes, hipoalergénico. Posee ácido retinoico al 0,025%, forma de retinoide más potente.

A los cuarenta años
A medida que la pérdida de colágeno y elastina, y la exposición al sol continúan ocasionando daños, la piel puede parecer menos lisa y radiante. Se hacen más evidentes las arrugas estáticas, en especial alrededor de los ojos, la boca y la frente. Por la pérdida de volumen facial (ocasionado por la disminución del tejido graso subcutáneo y del tejido óseo) se disminuye el grosor de los labios, la piel puede volverse más laxa en algunos puntos y las comisuras labiales comienzan a curvarse hacia abajo, dando al rostro un aspecto triste y cansado.

Cómo cuidar la piel a esta edad: Elegí cremas hidratantes más concentradas y densas de día y una crema nocturna anti-age que ayude con la regeneración de la piel. Utilizá también productos con antioxidantes, protector solar y mantené cambios saludables en tu estilo de vida que protejan tu piel.

PRODUCTO A RECOMENDAR: HIDRATANTE DE ROSA MOSQUETA rico en ácidos grasos esenciales, Vitaminas A, C y E por lo que es nutritiva, antioxidante e hidratante. Gran poder regenerador por lo que es ideal para pieles maduras y desvitalizadas

A partir de los cincuenta años
Después de tantos años de exposición al sol, la degradación del colágeno y de la elastina que comenzó a los treinta está en pleno apogeo, haciendo que la piel se vuelva laxa, fina y frágil. Este problema puede empeorar a partir de los sesenta, produciendo arrugas profundas y un aspecto apergaminado. La piel empieza a lucir más delgada y translúcida, haciendo más visibles los vasos sanguíneos y adquiriendo un aspecto descolorido. Aparecen líneas finas en las mejillas, las líneas que van de la nariz a la boca pueden hacerse más profundas (surcos nasolabiales), y las líneas de marioneta (las líneas que se extienden hacia abajo desde las comisuras de los labios) también puede volverse más pronunciadas. Comienzan a aparecer manchas de la vejez/solares, y si tenés la piel clara, es posible que tu piel adquiera un tono amarillento. En las mujeres, la pérdida de estrógenos a los cincuenta puede dar a la piel una sensación y un aspecto más reseco, haciendo que las líneas y las arrugas se marquen aún más.

Cómo cuidar la piel a esta edad: Utilizá más cremas hidratantes y nutritivas. Evitá el uso de jabones, y realiza la higiene del rostro con una crema o emulsión de limpieza que no reseque la piel del rostro y el cuello. Usá además productos diseñados para tratar las líneas y las arrugas reafirmando al mismo tiempo la piel. No te olvides del protector solar a diario y mantené los cambios saludables en tu estilo de vida para proteger su piel.

PRODUCTO A RECOMENDAR: HIDRATANTE DE CÉLULAS MADRE DÍA Nuestra línea de células madre se produce a partir de una rara variedad suiza de manzana llamada Uttwiler Spatlauber, que se cultiva exclusivamente en la región de Zimmerberg cercana a Zurich. Posee una extraordinaria longevidad y capacidad de regeneración gracias a su principio activo rico en taninos. Gran habilidad de rejuvenecer la piel y estimular a las células madre que se encuentran en ella.
 
Solicitá un turno de consulta haciendo click aquí.




Aquí podrás informarte
sobre salud y belleza.
Una combinación de
estilo de vida saludable,
tratamientos en el consultorio
y cuidados de la piel en casa,
para lograr una apariencia
saludable que refleje juventud
y belleza a lo largo de los años.


ETIQUETAS


ARCHIVO