Domingo, 23 de Febrero de 2014

Acné, dieta y estilo de vida

¿Sabías que una mala alimentación y el estrés influyen directamente sobre tu piel?

Cuando el azúcar en la sangre y los niveles de insulina aumentan, ya sea por una mala alimentación o por estrés, el cuerpo experimenta un aumento importante de sustancias químicas inflamatorias a nivel celular. Esto hace que las enfermedades inflamatorias como el acné empeoren considerablemente.

Los cambios hormonales también contribuyen a los brotes de acné. El cortisol (una hormona esteroidea que el cuerpo produce ante situaciones de estrés), estimula la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas, obstruyendo los poros. 

Por todo esto, mantener un estilo de vida saludable, eliminando el estrés físico o mental, junto con una dieta antiinflamatoria, ayudará a mejorar tu acné.

Evitar en lo posible todos los alimentos ricos en azúcares y carbohidratos simples.

Consumir abundantes frutas y verduras antioxidantes (hojas verdes: espinaca, lechuga, repollo y frutas: cítricos, frutos rojos), aumentar el consumo de alimentos ricos en omega 3 por su efecto antiinflamatorio (salmón, sardinas, semillas de lino, semillas de chía, nueces).

En cuanto al manejo del estrés, es fundamental lograr un buen descanso por la noche, al menos 7-8 horas.  Y tratá de encontrar actividades que logren bajar el nivel de estrés como por ejemplo ejercicios de meditación o yoga.




Aquí podrás informarte
sobre salud y belleza.
Una combinación de
estilo de vida saludable,
tratamientos en el consultorio
y cuidados de la piel en casa,
para lograr una apariencia
saludable que refleje juventud
y belleza a lo largo de los años.


ETIQUETAS


ARCHIVO